Minería y EnergíaMMBANoticias

Interrupción y tensiones: cómo Covid-19 podría afectar las operaciones mineras

A medida que la Covid-19 barre el mundo, el sector de operaciones mineras es solo uno de los muchos que se ha visto afectado negativamente.

Dado que las cuarentenas impiden que las personas y los empleados se reúnan para trabajar, y las incertidumbres en toda la cadena de suministro que afectan los precios de los productos básicos, consideramos algunos de los impactos de la pandemia en el sector minero, y si algo bueno puede provenir de esta incertidumbre.

La pandemia de Covid-19 se ha extendido por todo el mundo, afectando a personas a un ritmo sin precedentes y enviando a muchas empresas y comunidades a tomar medidas de cuarentena desesperadas para protegerse a sí mismas y a quienes las rodean. La minería no se ha librado de esta pandemia.

Los mineros de todo el mundo, tanto operadores locales como gigantes internacionales, han tomado medidas tan drásticas como cerrar minas o poner en cuarentena partes enteras de sus operaciones para proteger a los empleados y prevenir la propagación del virus.

Sin embargo, en un sector que depende en gran medida de operaciones efectivas y predecibles dentro de su cadena de suministro, cualquier desviación de las prácticas de trabajo tradicionales puede desencadenar una intensa incertidumbre y amenazar tanto la producción como las ganancias. Con esto en mente, la pandemia ya ha afectado las operaciones mineras y las relaciones comerciales que se desarrollan sobre ellas y ha dejado el futuro de la industria envuelto en dudas.


Trabajadores en riesgo

Las estrechas condiciones de trabajo de las instalaciones mineras implican que los trabajadores corren el mayor riesgo inmediato,  así que las operaciones mineras en todo el mundo han sido clausuradas.

La República Democrática del Congo (RDC) impuso un bloqueo de dos días a fines de marzo en la provincia de Haut-Katanga, luego de la noticia de que dos personas dieron positivo por Covid-19 en la capital provincial de  Lumbabashi. En tanto, la mina Tenke Fungurume de China Molybdenum, se puso bajo cuarentena en la provincia de Lualaba.

Del mismo modo, Atla Zinc ha cerrado su mina Gorno en Italia, cerrando el acceso a hasta 3.3. millones de toneladas de reservas a medida que la pandemia golpea particularmente fuerte a Italia.


Impactos de producción y pérdidas financieras

El cierre de la mina Gorno no es la única operación que ha obstaculizado la producción, ya que las minas en todo el mundo han caído en la incertidumbre. El cierre nacional de 21 días en Sudáfrica ha perturbado la industria de metales del grupo del platino, teniendo en cuenta que este país es el responsable del 75% de la producción mundial del metal.

También se teme que la pandemia de Covid-19 pueda desencadenar una recesión global, una serie de acontecimientos que históricamente ha obstaculizado la industria minera.

Durante el colapso de 2008, los precios del oro aumentaron inmediatamente de $989 por onza en diciembre de 2007 a $1.172 por onza en marzo siguiente a medida que la demanda superó la oferta, pero en octubre el precio se había derrumbado a $ 872. Con los precios del oro impulsados ​​a corto plazo por la pandemia, los precios del oro por onza aumentaron de $1.489 a $1.570 en el transcurso de un día, podría haber una disminución similar a largo plazo después de este brote.

 

Interrupción operativa

El brote también podría tener efectos adversos sobre las formas en que los mineros operan e interactúan. Rio Tinto ha impuesto restricciones a los trabajadores que vuelan y a los espacios sociales  cerrados en sus instalaciones australianas, como bares y gimnasios, con la esperanza de que con ello se detenga la propagación del virus, pero aún siguen creando interrupciones a lo que alguna vez fue su manera convencional de trabajar.

Del mismo modo, Glencore ha repatriado a 26 trabajadores de sus operaciones mineras de Kamoto Copper Company en la RDC; combinado con la prohibición de vuelo de Rio Tinto, este brote podría poner fin a, o una interrupción significativa, de la práctica de traer trabajadores desde lejos para operar minas.

 

Desafíos a largo plazo para las operaciones mineras

Las relaciones entre mineros y propietarios de minas podrían ser una de las más tensas a largo plazo. Los sindicatos mineros de todo el mundo ya están luchando para garantizar que sus miembros reciban un trato justo y seguro en el trabajo, al tiempo que las minas que permanecen abiertas durante la pandemia harán poco para asegurar a los sindicatos que sus operadores tienen la seguridad de sus trabajadores en primer plano. .

Por su parte, en Zimbabwe, los sindicatos se han quejado de las condiciones de trabajo en la Compañía Consolidada de Diamantes de Zimbabwe, donde las minas permanecen abiertas, algunos empleados deben dormir en grupos de siete en una misma habitación, y la empresa no puede implementar un distanciamiento social seguro. Además, los sindicatos estadounidenses, como United Mineworkers of America, están atrapados entre defender la minería como una actividad «esencial» para proteger la seguridad económica de sus miembros, y hacer campaña para que se cierren las minas para proteger la salud de sus afiliados. Cuanto más se prolongue la pandemia, más tensas se volverán todas estas relaciones.

 

Respuestas inmediatas

A la luz de estos desafíos, algunas de las compañías más grandes de la industria de operaciones mineras han tomado medidas proactivas, con BHP a la vanguardia. La empresa ha anunciado dos proyectos para fortalecer los esfuerzos de ayuda: Un fondo de $8 millones, operado en conjunto con la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Chile, para proporcionar 150.000 kits de prueba y una serie de otras piezas de infraestructura en el país. Además, garantiza un fondo de «recursos vitales» de $30 millones para brindar apoyo a las comunidades australianas afectadas por el brote.

Mientras tanto, Rio Tinto ha promocionado el hecho de que sus empleados de Shanghai hayan regresado a sus oficinas a fines de marzo como un ejemplo de una estrategia de gestión eficaz de Covid-19 y ayuda a demostrar que se puede lograr un cambio rápido y efectivo en el sector.

Autor: JP Casey. Texto adaptado y traducido de Mining Technology 2020. Traducido por GĚRENS, Junio 2020.


La industria minera en el Perú es uno de los rubros relevantes para economía del país. Aprende a generar red de contactos significativos en el sector minero con una base empresarial. Conviértete en un líder de la categoría estudiando el programa de GĚRENS, Minería Para Ejecutivos No Mineros. ¡Conoce más de nuestro programa aquí!

 

Artículos Relacionados
Noticias

Tendencia 1: Construir resiliencia en medio de la volatilidad Escenarios para líderes estratégicos

12 Minutos leídos
Después de un año extraordinario, los mineros deben prepararse para el futuro. ¿Pero qué futuro? Establecimos cuatro escenarios diferentes para ayudar a…
Noticias

Minería subterránea: Tecnologías para una operación sostenible

6 Minutos leídos
La transformación vivida por Chuquicamata refleja la relevancia que está adquiriendo la minería subterránea, como una alternativa dirigida a rentabilizar yacimientos que…
Noticias

Balance al año de estar enfrentando la pandemia: ¿Nos sentimos “quemados” por el trabajo?

3 Minutos leídos
Ha pasado un año desde que el Perú empezó la primera cuarentena para enfrentar la pandemia. Uno de los terribles impactos de…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Ejecutivo Minería 1/2 Minería 2/2
Educación corporativa