Gestión de ContratosGestión Estratégica y Operativa

Gestión de mantenimiento y procesos mineros: una visión general

La gestión de mantenimiento es el proceso de mantener los activos y recursos de una empresa mientras se controlan el tiempo y los costos, asegurando la máxima eficiencia del proceso de fabricación. Se aplica frecuentemente en los procesos mineros.

 

¿Qué es la gestión de mantenimiento?

La gestión del mantenimiento se define como el proceso de mantener los activos y recursos de una empresa mientras se controla el tiempo y los costos, asegurando la máxima eficiencia del proceso de fabricación. La gestión del mantenimiento ha pasado de ser un proceso manuscrito bastante arcaico y tedioso a un sistema de gestión de mantenimiento computarizado (CMMS): un software que planifica, rastrea, mide y optimiza todas las formas de un programa de mantenimiento en un sistema central.

Sin embargo, la gestión de mantenimiento no es solo un sistema de software. Es una combinación de software, mejores prácticas y personal capacitado, todos enfocados en el mismo objetivo. Los programas de gestión de mantenimiento y procesos mineros son altamente personalizables y se centran en los tipos de mantenimiento empleados en una planta. Bien sea que se esté utilizando un programa de mantenimiento basado en la condición como el mantenimiento predictivo o un programa de mantenimiento más basado en el tiempo como el mantenimiento preventivo, es importante enfocar su programa en el tipo de mantenimiento utilizado y su función dentro de su organización.

 

Por qué es importante la gestión de mantenimiento y procesos mineros

La gestión del mantenimiento y procesos mineros es vital para garantizar el éxito a largo plazo del programa de mantenimiento mediante el control de garantía de calidad, mantenimiento de la eficiencia operativa y mantenimiento de los activos en un orden de funcionamiento óptimo.

Los activos y recursos que han recibido mantenimiento adecuado mantienen su producción estable y minimizan en gran medida las posibilidades de tiempo de inactividad no planificada. El tiempo de inactividad no planificada provoca un efecto de bola de nieve que lleva a un aumento en los costos inesperados asociados, como reparaciones (horas extras, piezas de repuesto, etc.), retrasos en los envíos, pérdida de ingresos o fallas completas de las máquinas.

La gestión del mantenimiento ayuda a mejorar la eficiencia operativa de las instalaciones de la planta y los procesos mineros, lo que contribuye a los ingresos al disminuir los costos operativos y mejorar la calidad (y cantidad) de los productos manufacturados. Además del ahorro de costos, otros beneficios incluyen una mayor seguridad en el lugar de trabajo, una mayor productividad y un mínimo error humano.

 

Los objetivos de la gestión de mantenimiento

Todas las formas de gestión de mantenimiento y procesos mineros comparten el objetivo común de analizar la producción y encontrar las mejores prácticas y procesos dentro de un campo específico. Analizar los informes de un CMMS, por ejemplo, permite controlar los costos, programar el trabajo de manera adecuada y eficiente, así como garantizar que los apagones averías se mantengan al mínimo. Los objetivos principales de la administración estratégica de mantenimiento incluyen:

• Control de costos / presupuesto: Las herramientas de administración estratégica de mantenimiento y procesos mineros brindan a los gerentes la información necesaria para asignar adecuadamente los fondos del presupuesto.

El control de costos en la gestión minera es importante porque algunos costos implican requerir de un mejor uso que otros. Por ejemplo, un gerente de mantenimiento podría necesitar comprar una pieza de reemplazo para un activo y puede que tenga que elegir entre una parte más barata que se deba reemplazar en corto tiempo o una más cara y más duradera.

• Programación del trabajo / asignación de recursos: La programación del trabajo y la asignación de los recursos de tiempo y trabajo para que sean más productivos juegan un papel clave en la eficiencia y administración estratégica.

La administración estratégica de mantenimiento y procesos mineros le brinda al gerente una comprensión final del proceso general para ayudarlo a decidir los niveles de prioridad de diversas actividades. Por ejemplo, si el gerente de mantenimiento necesita verificar la entrega oportuna de un producto, podría inclinarse por priorizar el mantenimiento de la carretilla elevadora para garantizar que el producto se pueda mover alrededor del almacén y en el camión de entrega sin interrupción.

• Cumplimiento de normas y regulaciones: Las herramientas de administración estratégica de mantenimiento y procesos mineros ayudan a las organizaciones a cumplir con las regulaciones a nivel local, estatal y federal. Por ejemplo, puede parecer la opción más barata asignar un operador a un activo en particular, aunque la ley establece que dos empleados deberían ser asignados por razones de seguridad.

• Minimiza el tiempo de inactividad / pérdida: Un buen programa de administración estratégica de mantenimiento y procesos mineros ayuda a mitigar la pérdida de tiempo productivo debido a fallas, ya que se establece un programa de mantenimiento planificado. Esto a su vez significa que menos paradas de producción implican menos pérdida de ingresos.

• Extiende la vida útil de los activos: Las organizaciones invierten mucho en maquinaria. Los programas de gestión de mantenimiento ayudan a garantizar que el equipo y la infraestructura estén siempre en buenas condiciones. El mantenimiento regular extiende la vida útil de la maquinaria, instalaciones y otros componentes al minimizar el desgaste.

• Mejora los equipos y maquinarias mineras: Como resultado del objetivo de extender la vida útil de los activos, la gestión del mantenimiento  también implica mejorar el equipo existente a través de modificaciones, extensiones o nuevos artículos de bajo costo.

• Capacitación empresarial: Los programas de gestión de mantenimiento y procesos mineros deben incluir programas de capacitación del personal minero en habilidades de mantenimiento específicas, como: mejorar la seguridad operacional, asesoramiento en la adquisición, instalación y operación de maquinaria, así mejoras en la calidad del producto terminado.

• Descubrir las tendencias de mantenimiento: La búsqueda de datos históricos ayuda a los gerentes a tener una idea clara de lo que sucede exactamente durante las operaciones diarias. El software CMMS, por ejemplo, puede descubrir cosas como por qué un activo parece tener un rendimiento inferior constante.

 

Gestión de mantenimiento vs. Gestión de activos

Un gran componente de la gestión del mantenimiento y procesos mineros es trabajar con activos para garantizar su fiabilidad. Hay algunas distinciones clave entre los dos.

 

• Gestión de activos: Los procesos de gestión de activos permiten a las empresas ver beneficios como si el equipo está funcionando según lo previsto, se reducen los costos operativos y si obtienen un mayor retorno de la inversión (ROI) de sus activos.

La gestión de activos es la culminación de actividades y prácticas que rastrean el desempeño de los activos de una organización y utilizan esa información para mejorar la producción. Esto implica que los sistemas de gestión de activos deben estar alineados con el plan comercial general para garantizar el éxito de la empresa.

• Gestión de mantenimiento: Como hemos definido, la gestión de mantenimiento y procesos mineros  está esencialmente utilizando un software intuitivo como CMMS para rastrear los recursos de una empresa, tales como mano de obra, materiales y equipos. La información de este sistema le permite tomar decisiones informadas sobre la creación o mejora de procesos de mantenimiento y procesos mineros.

De esta manera, la gestión de mantenimiento y procesos mineros garantiza que los equipos y las maquinarias se mantengan en condiciones de funcionamiento excepcionales, lo que minimiza el tiempo de inactividad y las reparaciones inesperadas.

Entonces, ¿cuál es la diferencia? La gestión de mantenimiento y procesos mineros se ocupa más del rendimiento físico y el mantenimiento de los equipos, mientras que la gestión de activos analiza todos los datos para el trabajo que debe realizarse en cada activo, identificando y priorizando ese trabajo para ayudar con el ROI de cada activo. Esto significa que, aunque ambos son técnicamente diferentes, la gestión de activos y la gestión de mantenimiento y procesos mineros a menudo se integran entre sí y se complementan muy bien.

El software CMMS más moderno integra las dos funciones, por lo que el personal de mantenimiento  y procesos mineros puede ver ambos conjuntos de datos en una ubicación centralizada.

 

Sistemas informatizados de gestión de mantenimiento

Un sistema de gestión de mantenimiento y procesos mineros computarizado (CMMS) es una plataforma de software diseñada para simplificar la gestión del mantenimiento.

 

Este tipo de paquete de software intuitivo mantiene una base de datos informática con información sobre las operaciones de mantenimiento y procesos mineros de una empresa. Asimismo,  puede generar informes de estado y resúmenes detallados de las actividades de mantenimiento.

Una vez analizada esta información, el personal de mantenimiento y procesos mineros puede hacer su trabajo de manera más efectiva. De igual manera,  los gerentes de mantenimiento  y procesos mineros pueden tomar decisiones informadas, ayudándoles a administrar los costos y asignar recursos.

Un CMMS permite a las organizaciones eliminar el seguimiento manual de datos y permite la supervisión y organización de múltiples facetas del negocio en una ubicación centralizada y digital.

Es altamente personalizable, lo que permite a las organizaciones agregar componentes como administración de datos de equipos, administración de tareas de mantenimiento preventivo y predictivo, sistemas de órdenes de trabajo, programación y planificación, administración de proveedores, control de inventario y más.

 

Nuevo llamado a la acción

Los paquetes CMMS son sistemas que pueden ser basados ​​en la nube (los más modernos) o in situ (los más tradicionales). Los sistemas basados ​​en la nube están alojados en un servidor externo, generalmente por la compañía que vende el software, mientras que los sistemas locales requieren que la compañía compre el software para alojar el producto en su propio servidor interno.

Algunos de los inconvenientes de los servidores en las instalaciones son costos más altos, implementación compleja y mantenimiento constante (copia de seguridad y actualización de hardware y software).

  1. Gestión de órdenes de trabajo: Un CMMS con capacidades de gestión de órdenes de trabajo simplifica enormemente cada paso en el proceso de orden de trabajo de mantenimiento  y procesos mineros.Esto implica que los gerentes de mantenimiento pueden diseñar, priorizar, revisar, asignar y rastrear órdenes de trabajo desde su computadora de escritorio o dispositivo móvil, mientras que los operadores pueden enviar solicitudes de trabajo.

El mantenimiento preventivo también se puede incorporar mediante el uso de disparadores basados ​​en el tiempo, el uso o la condición para alertar automáticamente al software cuando se necesita realizar una tarea programada. Esto permite la programación automática de órdenes de trabajo e incluso puede alertar al inventario para asegurarse de que las piezas estén en stock.

Todos los técnicos y gerentes mineros pueden interactuar con el software y ver actualizaciones en tiempo real. Esto implica que los técnicos pueden ver sus tareas diarias, marcar trabajos como completos y cambiar el estado de un activo de fuera de línea a en línea. Del mismo modo, los gerentes pueden ver cuándo se completan los trabajos.

 

      2. Rendimiento / informes de activos: Una gran parte de la gestión del mantenimiento  y procesos mineros es rastrear el uso de sus activos y su rendimiento. Esto incluye mirar las horas de operación, lecturas de medidor basadas en el tiempo, kilometraje y más.

 

Un CMMS de toda la empresa le brinda a la organización una excelente manera de recopilar y analizar datos de cada activo para que los gerentes de mantenimiento puedan ver más fácilmente las áreas que necesitan mejorar la eficiencia y la productividad.

El sistema CMMS crea automáticamente perfiles de activos con esta información e incluye elementos específicos de los activos, como listas de verificación de mantenimiento, códigos de falla, información de seguridad y lecciones de un solo punto. A partir de estos perfiles, puede obtener una visión completa de su operación de mantenimiento mediante la creación de informes personalizados sobre cosas como el tiempo de inactividad de los activos y cómo cada activo afecta el costo del inventario.

      3. Gestión de inventario: Realizar un seguimiento de las piezas de repuesto es una tarea desalentadora. Un CMMS permite mantener organización al automatizar la compra de inventario para que pueda tener las piezas correctas en la cantidad correcta cuando se necesiten.

Muchos sistemas CMMS le permiten registrar todas las piezas de repuesto y anotar dónde se almacenan, cuándo se compraron, cómo usarlas y su disponibilidad en todos los sitios de la organización. De esta manera, los técnicos saben exactamente qué piezas necesitarán para una reparación o una tarea de mantenimiento preventivo, dónde están esas piezas y cómo usarlas.

Finalmente, un CMMS lo ayuda a mantener un inventario óptimo mediante el seguimiento de los costos de inventario, haciendo referencia al historial de pedidos, recuentos de ciclos, datos de uso y detalles de primero en entrar / primero en salir.

      4. Capacidades de auditoría: La preparación para auditorías se hace mucho más simple al tener un registro continuo y de búsqueda de cada tarea. Esto permite que el equipo de gestión de mantenimiento audite el historial de mantenimiento de un activo.

Muchos sistemas de software CMMS permiten crear perfiles de usuario que monitorean automáticamente las certificaciones y las fechas de renovación, e incrustar videos de capacitación estandarizados para aquellos que necesitan renovar y cumplir. Así, todas las órdenes de trabajo, listas de tareas y fotos se archivan, lo que le brinda cualquier prueba que pueda necesitar para garantizar la certificación ISO.

      5. Capacidades móviles: Casi todo el software CMMS moderno basado en la nube viene con la capacidad de acceder al sistema de forma remota desde una tableta o teléfono inteligente. Esto es vital, ya que los trabajadores de mantenimiento pasan la mayor parte de su tiempo en la mina, el piso de la planta y fuera de la oficina.

Las capacidades móviles permiten a los técnicos de mantenimiento y procesos mineros registrar lo que están haciendo mientras lo hacen. Esto incluye tomar fotos y solicitar ayuda en el sitio. Un CMMS con una aplicación móvil que ofrece capacidades sin conexión permite este tipo de actualizaciones, incluso cuando no hay una conexión Wi-Fi.

      6. Capacidades de integración: Una de las mejores cosas del software CMMS moderno es la capacidad de integrarlo con otros sistemas dentro de la empresa. Por ejemplo, la incorporación de su software de ventas con su CMMS le da al equipo de ventas una visión interna de los datos a los que normalmente no tendrían acceso. Un buen proveedor de CMMS tiene una variedad de opciones de integración, lo que le permite personalizar la combinación correcta para su organización.

 

¿Quién debe tener acceso a su CMMS?

Acceso a la gestión de mantenimiento.

A menudo se debate quién debería tener acceso a su CMMS. De hecho, en algunas empresas solo unos pocos gerentes de mantenimiento y procesos mineros tienen acceso.

Sin embargo, esto puede prestarse a generar problemas con el tiempo, ya que cuantas menos personas utilicen el sistema, más trabajo recaerá en quienes que lo utilizan, lo que hace que este pequeño grupo de usuarios sea responsable de manejar todo, desde registrar las órdenes de trabajo hasta ejecutar y analizar informes.

Otro problema es el hecho de que limita el impacto de todos en el equipo, pues como  no pueden ver el panorama general de las operaciones de mantenimiento y procesos mineros, tienden a estar confundidos acerca de sus funciones, faltan más al trabajo, toman decisiones mal informadas y eventualmente tienen una moral más baja.

Por el contrario, dar acceso a una variedad de miembros del equipo y departamentos a su CMMS puede ser beneficioso al hacer que la gestión del mantenimiento y procesos mineros sea una responsabilidad compartida en toda su organización. Esto libera al equipo y permite mejorar otras áreas. También permite que otros departamentos tomen decisiones basadas en datos basadas en análisis de todas las áreas de la empresa.

 

Echemos un vistazo a algunos de los diversos grupos que deberían tener acceso a su CMMS.

• Administrador de mantenimiento y procesos mineros: Probablemente la opción más obvia, el administrador de mantenimiento y procesos mineros también debe ser el administrador del sistema.

Los administradores del sistema supervisan el uso diario del CMMS y están muy involucrados en elegir el sistema correcto, implementarlo y optimizarlo. Casi todos los aspectos del mantenimiento v procesos mineros pasan por el gerente del área, desde la creación, programación y priorización de órdenes de trabajo hasta la gestión de activos y la creación de informes.

• Gerente de instalaciones / operaciones: Dar acceso a los gerentes permite ver información de mantenimiento, cronogramas, métricas y rendimiento general en múltiples instalaciones. Estos datos pueden ayudar a mejorar la eficiencia, decidir presupuestos, prepararse para auditorías y comprar inventario.

• Ingenieros de confiabilidad: Los ingenieros de confiabilidad son las personas que analizan los datos de los informes de CMMS y los convierten en información procesable. Darles acceso a todos los datos generados por un CMMS les permite crear informes y mejoras de procesos con mayor facilidad y precisión.

• Administradores de inventario: Hemos mencionado el gran papel que juega un CMMS en la administración de inventario. Los gerentes de inventario pueden usar la información provista por un CMMS para registrar y rastrear información sobre repuestos, verificar datos históricos, establecer cantidades mínimas y enviar solicitudes de compra.

Los beneficios implican un mejor flujo hacia el equipo de mantenimiento, ya que el seguimiento y la compra de inventario mejorados ayudan a garantizar que tengan las piezas correctas en el lugar correcto cada vez que las necesiten.

Asimismo, también asegura que los registros se mantengan mejor y se controle el gasto.

• Personal de seguridad: Tener toda la información de seguridad y salud en un sistema ayuda a la organización. Todos los empleados pueden tener acceso a certificaciones, políticas, listas de verificación y resultados de auditoría.

• Técnicos: Otra obviedad que puede pasar desapercibida. Los técnicos mineros siempre deben incluirse como usuarios de CMMS, ya que son los que más utilizan las funciones del sistema.

Si bien no es necesario que todos los técnicos en minas tengan acceso administrativo, deben poder ver las órdenes de trabajo, recibir notificaciones, agregar información a los perfiles de activos y realizar otras tareas directamente relacionadas con reparaciones e inspecciones. Tener acceso a esta información les permitirá ser eficientes y precisos, además de darles la posibilidad de registrar datos en tiempo real.

• Personal de producción: Este grupo incluye operadores de máquinas, supervisores de línea y otros miembros del equipo que trabajan diariamente con el equipo.

A menudo, el personal de producción es el primero en notar una falla inminente, por lo que tener acceso al CMMS les permite enviar una solicitud o agregar detalles a las órdenes de trabajo, lo que hace que el proceso de reparación sea más eficiente. Los gerentes de mantenimiento y procesos mineros también pueden asignar a los operadores tareas básicas mantenimiento autónomo, como limpiar el equipo a través del CMMS.


• Contratistas
: Los contratistas o técnicos mineros que no están directamente afiliados a su empresa pero que realizan tareas bastante rutinarias deben tener acceso de invitado a su CMMS. De esta manera, pueden ver órdenes de trabajo, listas de tareas y recursos disponibles. También podrán comunicarse mejor con los gerentes de mantenimiento y procesos mineros a través del acceso móvil.

• Ejecutivos: Finalmente, el equipo ejecutivo y el liderazgo superior utilizan todos los datos que pueden para tomar decisiones basadas en datos. Tener acceso al CMMS es una manera fácil de mantenerlos informados sobre el rendimiento, los logros, los indicadores clave de rendimiento (KPI) y más.

 

CMMS vs. EAM

En el pasado, los sistemas CMMS y de gestión de activos empresariales (EAM) se consideraban soluciones muy diferentes para la gestión de mantenimiento y procesos mineros.

 

Desde entonces, los sistemas modernos han desdibujado las líneas entre ambos con muchos sistemas de software que incluyen las capacidades de ambos en un paquete de software empresarial.Sin embargo, es importante tener en cuenta que no son lo mismo.

 

Los paquetes de software CMMS incluyen bases de datos con información histórica y en tiempo real sobre las operaciones de una empresa. El software CMMS también se utiliza para programar y asignar trabajo, mejorar la eficiencia, respaldar el cumplimiento normativo y ayudar a la gestión del mantenimiento a tomar decisiones más informadas.

 

Los sistemas CMMS están un poco más enfocados que los sistemas EAM y están diseñados específicamente para ocuparse de las funciones relacionadas con el mantenimiento, los procesos mineros y la gestión de materiales. Muchas organizaciones llenan los vacíos integrando sus CMMS con software de programación, compras y contabilidad, por ejemplo.

Por su parte, EAM se centra en optimizar el ciclo de vida de los activos de una empresa. Ofrece una visión integral de los activos físicos y la infraestructura a lo largo de todo el ciclo de vida del proceso minero. Esto incluye diseño, implementación y adquisición, así como operación, mantenimiento, eliminación y reemplazo. El software EAM se desarrolló después de CMMS e incluye capacidades de gestión de mantenimiento, pero considera el costo total de propiedad de los activos físicos de una empresa.

Los sistemas EAM sirven a todas las facetas de una empresa que se ocupa de la gestión de activos. Esto incluye mantenimiento e inventario, compras, ingeniería, gestión de proyectos, contabilidad, operaciones, gestión de confiabilidad y planificación estratégica.

Como se puede ver, estos dos sistemas tienen capacidades muy similares, pero lo que realmente los distingue es su filosofía y alcance. Un CMMS se centra en el mantenimiento y comienza a rastrear y recopilar datos una vez que se ha comprado e instalado un activo.

 

Un sistema EAM es más completo. Comienza con el diseño y llega hasta el final de la vida de un activo. A continuación hay algunas características que verá en un sistema EAM pero no en un CMMS:

 

• Capacidades de gestión de presupuestos

• Monitoreo de calibración

• Monitoreo de energía

• Gestión de flotas

• Mapas interactivos, planos de planta y esquemas.

• Activos lineales

• Gestión de procesos


Autor: 
Jonathan Trout. Texto adaptado y traducido de Reliable Plant 2020. Traducido por GĚRENS, Junio 2020.

Si te interesa gestionar mejor los activos de la empresa, conoce el programa Optimización del mantenimiento para la gestión de activos de la Escuela de Postgrado GĚRENS. Infórmate rellenando nuestro formulario de contacto.

Artículos Relacionados
Gestión Estratégica y OperativaNoticias

Por qué las habilidades blandas son cada vez más importantes para las empresas Por Riccarda Zezza

4 Minutos leídos
Los empleadores desean con ahínco las habilidades interpersonales, la empatía y la resiliencia a medida que buscan la recuperación empresarial. Riccarda Zezza…
Gestión Estratégica y Operativa

Gestión de problemas: 5 mejores prácticas para un enfoque proactivo

5 Minutos leídos
La gestión de problemas es un enfoque proactivo porque se centra no solo en investigar las causas de los incidentes, sino también en encontrar soluciones definitivas.
Gestión Estratégica y Operativa

4 PASOS SIMPLES PARA UNA GESTIÓN EXITOSA DE RIESGOS

7 Minutos leídos
La gestión integral de riesgos asegura un proceso certero de toma de decisiones estratégicas y operacionales, brinda transparencia en la identificación y gestión de todas las amenazas u oportunidades para el negocio y permite crear una cultura organizacional sólida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Ejecutivo Minería 1/2 Minería 2/2
Educación corporativa