Minería y Energía

Gestión del riesgo en el sector minero a través de seguros especializados

No es una revelación decir que el sector minero es una industria de riesgo inherente y permanente. Aun así, más allá de los peligros más obvios asociados con las prácticas operativas en un entorno minero, el panorama de riesgos para los operadores se está volviendo cada vez más complejo.

 

Hoy en día, los mineros enfrentan problemas con su entorno, problemas con la  licencia social para operar, impactos potenciales de las políticas de cambio climático y los gobiernos locales, desafíos de gestión de costos y problemas relacionados con el acceso a la infraestructura, así como la debilitación de los mercados de productos básicos. La gestión estratégica es fundamental, especialmente en lo inherente al plan de relacionamiento y desarrollo comunitario. (sector minero)

 

Los aspectos mencionados pueden parecer lejanos a primera vista, pero si alguno de ellos ocurriese, afectaría las operaciones diarias, generando la interrupción del negocio posterior o teniendo alguna otra implicancia significativa.

 

Por esa razón, además de una amplia planificación de pérdidas, evaluación de riesgos y programas de gestión, así como pruebas de escenarios, las compañías mineras deben asegurarse de tener el respaldo adecuado para cubrir cualquier pérdida y eso debe figurar en el plan de gestión de un proyecto minero. Los casos de incidentes de alta pérdida son relativamente pocos, pero significativos si ocurren, lo que hace que el seguro que cubra todo el ciclo de vida de un proyecto sea esencial.

 

El seguro de minas es, por una buena razón, un área especializada de cobertura que protege negocios, propiedades, empleados, equipos y contratistas de una miríada de riesgos potenciales. Por lo general, los proveedores de seguros especializados en minería ofrecen una amplia gama de servicios que pueden cubrir pérdidas, tales como interrupción de propiedades y negocios, daños a plantas y maquinarias, así como nuevas tecnologías innovadoras (por ejemplo, los drones o equipos remotos), e incluso un seguro global de vida y accidentes, hasta políticas especiales de cobertura de riesgos.

 

Según el corredor especialista y proveedor de soluciones de gestión de riesgos, Marsh, las tasas de riesgos mineros disminuyeron globalmente en 2017. En su informe de actualización del mercado minero, Marsh describe el impacto de los eventos de catástrofes naturales el año pasado en la minería: es probable que las operaciones mineras en zonas que han sufrido terremotos, tormentas y huracanes enfrenten un mayor escrutinio por parte de las aseguradoras.

 

En términos más generales, se pronosticó que 2018 vería un aumento en la capacidad de seguro proporcionada a los operadores mineros. De hecho, Matthew Gooda representante de Global Mining Practice Leader, mencionó que «los aumentos en las declaraciones de interrupciones de negocios, requerirán que el mercado de seguros acepte un crecimiento general en la exposición al riesgo por primera vez en cinco años». Resalta que las aseguradoras también examinarán de cerca áreas como los depósitos y las instalaciones de relaves, la responsabilidad de la seguridad cibernética y el riesgo creciente de cobertura del terrorismo.(sector minero)

 

La naturaleza de las operaciones mineras modernas, significa que las compañías generalmente enfrentan algunas de las ubicaciones más remotas e inhóspitas del mundo, lo que las hace mucho más susceptibles al riesgo. Esa amenaza puede significar desde la gran dificultad de operar una cadena de suministro con una ruta larga y compleja, la distancia desde los centros urbanos (y por lo tanto la asistencia médica y demás), hasta peligros como la inestabilidad política o el riesgo de secuestro.

 

«Los entornos remotos aumentan el riesgo de cosas como el secuestro y los eventos relacionados con el rescate en particular, lo que hace que la seguridad de los empleados y los activos sea una preocupación importante. En términos de seguro, ese riesgo puede mitigarse hasta cierto punto a través de herramientas como las políticas de secuestro y rescate, que ahora están relativamente bien establecidas pero cada vez son más amplias que en el pasado», declara Samantha Holland, socia de la firma de abogados multinacional Gowling WLG.

 

Según Holland, una política típica cubrirá “secuestro, extorsión (incluyendo cibernética o extorsión de productos), detención injusta, amenaza, desaparición, una crisis de rehenes y secuestro de menores, indemnizando al asegurado en particular por cualquier rescate (así como los costos de transporte y el seguro del equipo de este). También es posible recuperar las pérdidas financieras asociadas, incluidos accidentes personales, costos salariales, honorarios médicos y legales, costos de relaciones públicas y costos de asesoramiento / rehabilitación.

 

Más allá de la cobertura, una política tan extensa en gestión de riesgos de seguridad,  también puede cubrir aspectos tales como el acceso y el pago de los costos de asesores independientes de gestión y respuesta a crisis e incluso negociadores especializados que están capacitados en tales incidentes. Holland dice: «Las aseguradoras generalmente ofrecen acceso a un equipo global de asesores de seguridad con la política que incluye, en algunos casos, soporte previo al incidente y gestión de riesgos que comprende, entre otras cosas, evaluación de riesgos de ciberseguridad y planificación de gestión de crisis».

 

El uso cada vez mayor de tecnología avanzada en las operaciones mineras, ha visto a las aseguradoras poner un énfasis considerable en los riesgos asociados con la ciberseguridad en los últimos tiempos. Esto es particularmente prudente a la luz del mayor uso de los sistemas de red, particularmente en operaciones remotas, y también los sistemas utilizados para monitorear la tecnología, las operaciones de manejo y las instalaciones de procesamiento.

 

Un estudio reciente de la organización de software Symantec, por ejemplo, identificó a las compañías mineras como las más expuestas a ataques cibernéticos. Para dar un ejemplo práctico, una compañía petrolera fue pirateada con ataque de phishing, que resultó en una semana de inactividad de la red.(sector minero)

 

 

Otros factores de riesgo que usualmente pueden escalar operacionalmente y, por lo tanto, influir en la póliza de seguro e incluso complicar las reclamaciones, incluyen la distribución de la cadena de suministro y el creciente escrutinio regulatorio. Este último es más notable en relación con cuestiones ambientales y de salud, como también de seguridad, pero existe un sentido general de que los gobiernos, los organismos reguladores y las comunidades locales prestan mayor atención a las licencias para operar minas.

 

Si bien todos los riesgos, antes mencionados, inevitablemente pueden causar interrupciones en las operaciones si se concretan, las aseguradoras ofrecen políticas específicas de interrupción del negocio a los operadores mineros. Estos forman un componente clave del plan de continuidad comercial de una empresa y están diseñados específicamente para compensar cualquier impacto financiero causado por la interrupción o interferencia en el negocio que resulte en daños a la propiedad asegurada. En pocas palabras, existen para devolver el negocio a la posición financiera en la que estaría si el incidente en cuestión no ocurriera.

 

Curiosamente, los casos de interrupción de negocios pueden resultar la solución más difícil, a pesar de que a menudo son los más grandes, debido a las dificultades para medir de forma tangible la «pérdida». Sin embargo, el impacto de tal interrupción es evidente. Por ejemplo, un documento técnico del proveedor de seguros JLT cita una instancia de un operador de minería que sufrió interrupción de negocios y daños a la propiedad por un monto de $ 70mn, como resultado de que un trabajador no tomara las precauciones establecidas para soldar. Del mismo modo, un incendio en las cocinas de una mina de oro canadiense en Nunavut provocó que el operador cerrase sus actividades durante un mes.(sector minero)

 

Mitigar el riesgo minero es, sin duda, una operación compleja y exigente que requiere servicios especializados. Si bien los incidentes pasados muestran que detener esos riesgos son casi imposibles, como es el caso en cualquier industria o sector. Después de todo, garantizar que exista el seguro correcto, es un aspecto fundamental de cualquier operación minera para no solo cubrir el equipo y el personal, también el negocio en sí.

 

Autor: Matt High. Texto adaptado y traducido de Minning Global 2018. Traducido por GĚRENS, Octubre 2019.

 

Para la prevención de riesgos en el rubro minero y en diversos sectores, son necesarias las capacitaciones continuas que puede llevar en la Escuela de Postgrado GĚRENS. Si desea más información sobre nuestros programas, escríbanos a nuestro formulario de contacto.

Artículos Relacionados
Minería y Energía

América Latina podría liderar el camino en energía verde 

3 Minutos leídos
Durante siglos, América Latina ha sido perseguida por la “maldición de los recursos”. Sus abundantes recursos naturales nunca se han traducido en…
COFIVALMineríaMinería y EnergíaMundo digital

La IA en la minería: preguntas y respuestas con el analista temático de GlobalData

4 Minutos leídos
El analista de GlobalData George Trotter discute temas claves sobre la IA en la minería. La Inteligencia Artificial tiene el potencial de…
COFIVALMineríaMinería y EnergíaMinería y EnergíaMINOMINMMBANoticiasProducción minera

Las mineras de Perú dicen que la producción de cobre podría crecer más sin el impacto de las protestas

2 Minutos leídos
La cabeza del gremio de mineros en Perú dijo que si bien la inversión en minería de cobre puede recuperarse lentamente el…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Ejecutivo Minería 1/2 Minería 2/2
Educación corporativa