MineríaMinería y EnergíaMMBA

¿Por qué un enfoque temprano e integrado para el cierre de minas?

Las evaluaciones cuantitativas de riesgos son una herramienta esencial para gestionar los desafíos actuales del cambio climático, especialmente en lo que respecta a los problemas de cierre de minas. 

Los diseños de cierre de minas están pensados para funcionar durante períodos de tiempo muy largos y comprenden muchos componentes que son vulnerables a los cambios climáticos. Por ejemplo, el aumento de la intensidad de las lluvias y la frecuencia de los eventos extremos podrían comprometer la estabilidad de las presas y dar lugar a tasas de rotura de presas más frecuentes. Los cambios en la capa de nieve, los eventos de lluvia sobre nieve y el derretimiento más rápido podrían aumentar las inundaciones y abrumar las estructuras de desvío y gestión del agua. Los cambios en la temperatura podrían tener implicaciones importantes en las áreas del norte, donde las represas dependen de núcleos congelados para la retención de agua o el mantenimiento del permafrost (capa de hielo y tierra que permanece congelada al menos 2 años) para la estabilidad de taludes y cimientos. Cualquier cambio en la precipitación, la escorrentía, la evaporación y la percolación afectará los balances de agua y energía y comprometerá el rendimiento del sistema de cobertura y puede requerir un mantenimiento y reparaciones más frecuentes. Muchos de estos componentes también están interrelacionados, y las fallas de cualquiera de ellos pueden tener consecuencias multidimensionales que incluyen impactos ambientales, económicos y sociales. 

Los operadores e ingenieros recopilan rutinariamente mucha información sobre cada uno de estos componentes, pero a menudo carecen de las herramientas adecuadas para eliminar el ruido y lidiar con la incertidumbre. Aquí es donde las evaluaciones cuantitativas de riesgos pueden ayudar. Cuando se implementan correctamente, incluyendo los aportes de los stakeholders clave, pueden proporcionar una hoja de ruta clara para priorizar las mitigaciones y tomar decisiones que tendrán el mayor impacto sobre el riesgo. Los factores específicos que distinguen nuestros enfoques incluyen la capacidad de compararse con un portafolio global y construir estrategias integradas para cuantificar las consecuencias multidimensionales que incorporan los últimos avances de otras industrias. 

Este enfoque general está firmemente arraigado en la creencia de que si no podemos medirlo, no podemos gestionarlo. Las evaluaciones cuantitativas de riesgos permiten a los responsables de la toma de decisiones tomar decisiones informadas que les darán una mayor posibilidad de éxito en el cierre de minas a largo plazo en medio de un futuro incierto. 

Los beneficios de la planificación integrada o la incorporación de la fase de cierre en la planificación, no es un procedimiento nuevo para la gran mayoría de las empresas mineras actuales. Esta visión a largo plazo de considerar el cierre desde el inicio de un proyecto aumenta la probabilidad de éxito tanto en el cierre como en el post-cierre, dado que la mina está diseñada teniendo en cuenta los objetivos de cierre. 

La planificación del cierre de minas y la planificación de minas deben funcionar en paralelo. El esfuerzo conjunto entre los planificadores de la mina y los encargados de la planificación del cierre durante la operación es clave para que al final de la vida útil se cumplan los objetivos y costes de cierre planificados minimizando los riesgos de la empresa. 

Sin embargo, la industria minera ha crecido a diferentes ritmos en todo el mundo, y por lo tanto, esta visión de largo plazo se ha incorporado después de 15 o 20 años de operación. Es en estos casos donde el cierre de faenas mineras y su planificación se convierte en un reto importante, principalmente por la falta de información histórica. Se lleva a cabo un estudio inicial del sitio, que puede abarcar varios años antes de que se puedan definir las medidas de cierre y los costos adecuados. Por otro lado, la planificación del cierre va más allá de las consideraciones operativas, ya que implica la colaboración con diversas partes interesadas internas y externas. Este enfoque es necesario para considerar los diversos puntos de vista, conocimientos y expectativas, para obtener resultados que cumplan con los criterios de éxito definidos. 

Con el continuo aumento de las temperaturas de la superficie global, los cambios generalizados y rápidos que se observan están alterando la forma en que vivimos, operamos y hacemos negocios. Dado que, para empezar, la minería a menudo se realiza en condiciones remotas y desafiantes, los recursos y el ingenio de nuestra industria para adaptarse al cambio climático se están poniendo a prueba como nunca antes. 

El más dramático de estos cambios es la frecuencia e intensidad de las condiciones climáticas más extremas y las oscilaciones entre ellas. Un sitio minero puede estar luchando contra un evento de lluvia extrema que enfrenta riesgos crecientes para la infraestructura, las operaciones y la salud y seguridad en los sitios a través de inundaciones repentinas y erosión dentro de un período de sequía largo e intenso donde las precipitaciones anuales están muy por debajo del promedio. Esto hace que la gestión de las aguas superficiales sea más crítica para las operaciones sostenibles a lo largo de estas oscilaciones extremas. Los suelos expuestos a sequías prolongadas se vuelven duros y, a menudo, repelentes al agua; Cuando se producen lluvias extremas en estos suelos, la escorrentía superficial y la erosión se vuelven más peligrosas. Para garantizar un suministro adecuado y continuo de agua en tiempos de sequía, las empresas mineras están buscando soluciones alternativas, como plantas desalinizadoras de energía renovable que alimentan las plantas desalinizadoras, centros de intercambio de agua con comunidades cercanas, instalaciones y otras minas, así como la inyección de acuíferos para almacenar el exceso de agua en épocas de altas precipitaciones. 

Además, la sequía prolongada y el aumento de las temperaturas globales de la superficie conducen a un mayor riesgo de incendios forestales en áreas que antes se consideraban de bajo riesgo. Esto plantea amenazas significativas para las operaciones y la protección de los activos, así como para las actividades mineras clave, como la rehabilitación y la planificación del cierre. 

La comunidad minera puede apoyarse mutuamente para mitigar algunas de estas amenazas mediante la adopción de prácticas como el intercambio de conocimientos sobre los protocolos de gestión de incendios en los sitios mineros y la puesta en común de recursos para investigar los protocolos de rehabilitación en un clima cambiante. 

Dado que las temporadas de incendios récord son cada vez más comunes en todo el mundo, la creación de operaciones mineras resilientes es clave para garantizar que la industria pueda seguir operando de manera sostenible. 

Los efectos del cambio climático, como las condiciones climáticas extremas, los desafíos de la gestión del agua y el mayor riesgo de incendios forestales, enfatizan la necesidad de integrar los objetivos de cierre desde el principio y en toda la planificación de la mina. Llevada a cabo dentro de un marco colaborativo y transparente, la planificación integrada del cierre ofrece la información procesable necesaria para la toma de decisiones informadas sobre la adaptación al clima. 

 

Este artículo ha sido publicado originalmente en Mining Journal. Ha sido traducido y publicado por GĚRENS en octubre de 2023. 

Conviértete en el próximo líder destacado del sector minero preparado para crear valor económico, social y ambiental, estudia la Maestría en Gestión Minera de la Escuela de Postgrado GĚRENS. 

Artículos Relacionados
Minería

El mercado de minerales críticos se ha duplicado en cinco años, según un informe de la AIE 

2 Minutos leídos
El mercado de minerales críticos utilizados en vehículos eléctricos, paneles solares y turbinas eólicas se ha duplicado en los últimos cinco años,…
Minería

Deloitte: top 10 tendencias en el sector minero y metalúrgico 

8 Minutos leídos
A medida que avanza el 2024, la industria minera y metalúrgica se encuentra navegando por un panorama complejo de desafíos y oportunidades.  …
Economía y FinanzasMineríaMMBA

Resumen del informe sobre fuerzas disruptivas clave en la minería 

4 Minutos leídos
El sector minero está experimentando una transformación a través de factores como mayor seguridad, reducción de costos, mayor productividad y objetivos Ambiental,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Ejecutivo Minería 1/2 Minería 2/2
Educación corporativa