Gestión Estratégica y Operativa

Minimizando futuras responsabilidades de gestión del agua en minería

Vista aérea de instalaciones de tratamiento de agua en una mina de cobre a cielo abierto.

Vista aérea de instalaciones de tratamiento de agua en una mina de cobre a cielo abierto.

Terence Jeyaretnam discute los cierres de minas a través de los errores que ha visto en el pasado y lo que se puede hacer en el futuro para la gestión del agua durante las operaciones y después del cierre.

He revisado muchos planes de cierre y rehabilitación de minas para operaciones en Australia e internacionalmente en una amplia gama de entornos en la mayoría de los metales básicos. A pesar de esto, me sorprende la frecuencia con la que se observan deficiencias significativas en la planificación y gestión del agua para el cierre y postcierre de la mina.

No es poco frecuente ver una definición deficiente y una delineación de los posibles problemas de gestión del agua posteriores al cierre en las etapas operativas y de planificación de la mina, incluido el potencial para el drenaje de roca ácida (ARD), la gestión del agua del pozo y el enrutamiento y la estabilidad de las desviaciones de agua superficial, incluso en activos que están dentro de un año o dos de cierre.

La falta de una planificación adecuada para el cierre y la gestión del agua posterior al cierre puede llevar a una provisión inadecuada, a la identificación de pasivos contingentes y a impactos significativos en los costos. Por ello resulta cada vez más necesario contar con personal formado en maestrías en minería para así poseer herramientas efectivas que garanticen rentabilidad en la empresa y responsabilidad con el medio ambiente.

La magnitud de los costos de cierre de una mina suele ser razonablemente proporcional a la escala de la operación minera, en particular para minas a cielo abierto. Esto generalmente es válido para los factores clave de costos, como el movimiento de tierras a granel, trabajos de rehabilitación, demolición de infraestructura, así como el cierre de vertederos de desechos (WRD) y las instalaciones de almacenamiento de relaves (TSF) donde la complejidad del cierre es comparable. 

Un área de costos de cierre que tiene el potencial de aumentar material y relativamente los costos de cierre de una mina es la gestión del agua impactada en la mina, incluso en la forma de ARD. Sin embargo, es frecuente ver que los sitios mineros llegan al final de la vida útil de una mina sin una adecuada comprensión y evaluación del riesgo de ARD y una comprensión precisa de los requisitos de gestión a largo plazo de ARD, incluidos los costos futuros asociados con dicha administración. Son estos casos los que nos llevan a la necesidad de contar con personal con postgrados mineros que lidere estos ámbitos.

Las provisiones de cierre y rehabilitación de minas se presentan sobre una base de valor presente neto (VAN). Como resultado, los costos soportados durante el período posterior al cierre, a menudo se reducen significativamente en los cálculos de VAN por un largo período, particularmente cuando hay una vida útil remanente razonable, lo que da como resultado que se descuenten los costos. 

En Australia es raro ver a las empresas que evalúan la gestión del agua como costos en perpetuidad. Es más común ver a las empresas subestimar el período de gestión posterior al cierre antes de que razonablemente puedan esperar una devolución cuando se requiera la gestión del agua posterior al cierre. 

En el otro lado del espectro, la gestión activa del agua es un supuesto común para las minas en las Américas y a medida que el enfoque en los impactos ambientales de la minería continúa aumentando, proporciona prioridad para que los reguladores consideren su posición. El impacto de los costos de perpetuidad en un cálculo de VAN puede ser significativo.

Independientemente de si la gestión activa del agua en perpetuidad se convierte en un requisito común para las minas en Australia, las expectativas ambientales en general de las comunidades y los reguladores tienden a ser más estrictas. 

Los mineros deben ser realistas sobre su período de gestión post cierre y los costos asociados, particularmente cuando los riesgos y/o las obligaciones de la gestión del agua están presentes. Esta apreciación y pensamiento deberían impulsar un nivel de atención proporcional en las fases de planificación y operación de la minería en el cierre y la gestión del agua en el post cierre. Esto se debe a que existe una oportunidad importante para gestionar e influir en la gestión del agua, si los riesgos e impactos se identifican y definen adecuadamente.

Mientras que ARD se maneje de manera inadecuada posiblemente representará el mayor riesgo de gestión del agua, pues es común ver otros riesgos relacionados con el agua que a menudo no están tan bien definidos y/o administrados. La calidad del agua del pozo post cierre y la interacción con los sistemas de aguas subterráneas proximales es un aspecto a menudo mal definido y abordado antes del cierre.

La complejidad potencial de los requisitos de monitoreo y modelado, incluidas las consideraciones hidrológicas, hidrogeológicas, geotécnicas y geoquímicas y el costo asociado para evaluar adecuadamente este aspecto se infiere como un factor contribuyente importante de por qué esto rara vez se aborda adecuadamente. Si bien esto es hasta cierto punto comprensible, las consecuencias potenciales de los costos de no identificar y planificar adecuadamente la gestión de los riesgos pueden ser mucho mayores. Por ello lo valioso de contar con gerentes con maestrías en minería.

El otro aspecto de la gestión del agua que a veces puede ser problemático es la gestión del agua superficial posterior al cierre, en particular, las desviaciones de los arroyos que pueden ser inadecuadamente enrutados, construidos o rehabilitados.

Como era de esperar, es más común ver una planificación inadecuada de la gestión del agua en las operaciones a menor escala que las que son más grandes. Para operaciones más pequeñas, con minerales de sulfuro, la administración de ARD puede representar un costo de cierre desproporcionadamente grande y, por lo tanto, un mayor riesgo proporcional. A pesar de esto, estos son comúnmente las minas que menos saben sobre la capacidad y el riesgo de generación de ARD. 

La mala gestión en la fase de minería puede llevar a costos continuos de tratamiento de agua, pago de derecho de concesiones, así como otros costos de administración, monitoreo y gastos generales, antes de poder dejar la concesión. Esto puede reducir en gran medida el valor de los pequeños productores y llevar a presiones de viabilidad financiera

Hay una serie de ejemplos en toda Australia de que el Estado se queda con la carga de administrar el agua impactada por la mina luego de la quiebra o el abandono de los operadores.

Los problemas de gestión del agua (en particular, ARD) operan (y pueden disiparse) en un marco de tiempo casi geológico, sin embargo, el supuesto de muchos operadores en Australia es que 15 años o menos de gestión del agua serán suficientes para solucionar cualquier problema y renunciar a su gestión. Esto ha demostrado ser demasiado optimista en muchos casos.

Si las responsabilidades de la gestión del agua se reflejan con mayor precisión en las valoraciones de las minas, entonces el caso de la identificación y planificación tempranas previas al cierre se puede ver más como una actividad generadora de valor en lugar de un costo adicional. Con la finalización de los estudios de modelado geoquímico, geotécnico, hidrológico e hidrogeológico al inicio del proceso de planificación de la mina, los sitios pueden reducir los costos de reequipamiento de materiales que pueden requerirse en el futuro (pero rara vez se planifican y, por lo tanto, no se evalúan desde una perspectiva de costo / valor), mientras se optimiza el uso de los materiales del sitio para gestionar posibles problemas de ARD y erosión.

Además de los beneficios desde la perspectiva de la gestión del agua, la construcción de vertederos de residuos para los diseños de formas de terreno finales que administran ARD, también proporciona un lienzo para llevar a cabo pruebas de rehabilitación en una etapa temprana de la vida de la mina. Esto permite que los sitios ajusten los procesos de rehabilitación, acelerando los esfuerzos para alcanzar sus criterios de finalización de cierre y potencialmente llevando a la renuncia del sitio. Consideraciones similares aplican la planificación previa al cierre para el manejo de aguas de fosas y superficies posteriores al cierre.

Túnel de drenaje para el sistema minero.

Cabe destacar, sin embargo, que el requisito de la gestión del agua a largo plazo puede ser un requisito en algunos casos y necesita no ser prohibitivo. Existe una oportunidad dentro de la industria minera australiana para innovar cuando se trata del cierre de minas que requerirán períodos prolongados de gestión activa del agua. 

Además, hay ejemplos en las Américas donde los sitios están siendo reutilizados y las compañías están aceptando la responsabilidad a largo plazo de la administración del sitio que enfrentan, reconociendo que no abandonarán sus viviendas en el futuro previsible y que están buscando desarrollar fuentes alternativas de ingresos de sus sitios. La planificación temprana para un uso innovador del suelo en el post cierre puede proporcionar un conjunto de opciones mucho más amplio que el que se presenta al final de la vida útil de la mina. 

El establecimiento de un uso alternativo de la tierra para el post cierre, que sea bien entendido al principio de las operaciones de la mina puede cambiar la economía de las opciones a medida que se eliminan los costos de adaptación, se presentan flujos de ingresos alternativos y los proyectos piloto podrían completarse antes del cierre completo del sitio, por lo tanto, alineándose más estrechamente con los flujos de efectivo de la operación.

¿Qué podría determinar un cambio de paradigma en la mejora de la gestión del agua en el post cierre? La aceptación del ajuste continuo de las expectativas ambientales, la planificación adecuada y efectiva de la gestión del agua post cierre durante en las fases operativas y de planificación de la mina, el diseño y la operación para el cierre, estimaciones realistas de los marcos de tiempo de la gestión del agua post cierre y los equipos de gestión que están dispuestos a innovar para proporcionar a las partes interesadas un valor adicional.

Por ello es imprescindible que las mineras implementen modelos de capacitación ejecutiva que formen rápidamente a sus colaboradores en programas especializados y MBA en minería, para así poder desarrollar competencias y criterios que generen soluciones integrales de impacto tanto en el corto como en el largo plazo. 

 

Texto elaborado por Terence Jeyaretnam, Socio, Cambio Climático y Sostenibilidad, EY, 2019 para el Ausimm Bulletin. Traducido por GĚRENS, Junio 2019.

 

Conozca más sobre nuestras maestrías en minería, postgrados mineros y gestión minera en Gerens. Contáctanos para mayor información sobre cualquiera de nuestros programas.

 

Artículos Relacionados
Gestión Estratégica y OperativaNoticias

Por qué las habilidades blandas son cada vez más importantes para las empresas Por Riccarda Zezza

4 Minutos leídos
Los empleadores desean con ahínco las habilidades interpersonales, la empatía y la resiliencia a medida que buscan la recuperación empresarial. Riccarda Zezza…
Gestión de ContratosGestión Estratégica y Operativa

Gestión de mantenimiento y procesos mineros: una visión general

15 Minutos leídos
La gestión de mantenimiento es el proceso de mantener los activos y recursos de una empresa mientras se controlan el tiempo, costos y asegurando la máxima eficiencia del proceso de fabricación. Obtén una visión general en este artículo.
Gestión Estratégica y Operativa

Gestión de problemas: 5 mejores prácticas para un enfoque proactivo

5 Minutos leídos
La gestión de problemas es un enfoque proactivo porque se centra no solo en investigar las causas de los incidentes, sino también en encontrar soluciones definitivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Ejecutivo Minería 1/2 Minería 2/2
Educación corporativa