Minería y EnergíaNoticias

7 formas en que el sector minero puede prepararse para la próxima era económica

Jordy Lee

Investigador asociado sénior, Escuela de Minas de Colorado, Universidad de Denver

Imagen: REUTERS/Wolfgang Rattay

 

  • El sector minero y de los metales se enfrenta a una serie de presiones transformadoras.
  • Estas presiones presentan a la industria un conjunto único de desafíos y oportunidades.
  • Aquí hay siete formas en que el sector minero puede responder y fortalecer su papel en el proceso hacia la nueva economía global.
  • La industria de la minería y los metales se enfrenta a un cambio de paradigmas sin precedentes a medida que comienza a implementar nuevas tecnologías y al mismo tiempo gestiona los desafíos climáticos y sociales. Al crear conciencia sobre estos problemas y al centrarse en nuevas soluciones digitales, la creciente demanda de materiales y las presiones de los inversores, la industria puede fortalecer su papel fundamental en una economía global en rápida evolución.

 

A la luz de la pandemia de COVID-19, y para implementar con éxito este enfoque, hay siete áreas clave a través de las cuales la industria minera debe crecer y mantenerse enfocada.

 

1. Aprovechamiento de los estándares socio ambientales y de gobernanza 

 

Una mayor transparencia y el fomento de los principios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) se han vuelto necesarios para que las empresas metalúrgicas y del sector minero operen con éxito en el mercado global. 

 

El conocimiento de estos principios ha recorrido un largo camino desde que las empresas mineras más grandes del mundo crearon el Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM) para ayudar a la industria a mantener su licencia social para operar (SLO). 

 

Los informes de ESG se han desarrollado a través de una galaxia de diferentes métodos y marcos, buscando ayudar a la industria minera a transmitir métricas clave. El concepto de SLO ha evolucionado más allá de la aprobación y la cooperación locales; La naturaleza multinacional de la extracción, el transporte y la producción significa que las empresas ahora deben cumplir con los estándares globales.

 

2. Incrementar el análisis de datos, la inteligencia artificial y la innovación

 

La industria minera a menudo se considera relativamente anticuada, pero la implementación de nuevas tecnologías puede generar avances interesantes. El uso de camiones automatizados, LHD (carga, transporte, descarga) y máquinas perforadoras no es necesariamente nuevo, pero las empresas han mostrado un mayor interés a medida que la tecnología se vuelve más familiar y las ventajas competitivas se vuelven claras. 

 

La llegada de la COVID-19 también ha acelerado la adopción de equipos de minería automatizados, ya que las empresas han comenzado a considerar la posibilidad de mantener los niveles de producción frente a la pandemia y la disminución de las leyes de mineral.

 

Con un número creciente de camiones, equipos LHD y maquinaria ahora equipados con sensores y equipos de seguimiento, la digitalización y evaluación general de los datos de minería se ha convertido en la base técnica para aplicaciones más complejas. Al utilizar los datos recopilados, la eficiencia general de la mina aumentará y beneficiará a los modelos operativos, la evaluación de riesgos, la planificación minera, la integración de nuevas tecnologías y prácticamente todos los aspectos de los procesos de minería y metales.

3. Cambio desde dentro: una nueva fuerza laboral en el sector minero

 

Las nuevas tecnologías requieren una mano de obra adaptada para operar maquinaria cada vez más compleja y evaluar datos. Encontrar a las mejores personas para desempeñar estos roles podría ser relativamente difícil para el sector minero y los de metales, ya que a menudo han luchado para reemplazar a su fuerza laboral envejecida y ahora tendrán que competir con firmas de tecnología disruptiva. 

 

Además, la percepción pública negativa y las preocupaciones sobre el futuro de la industria son especialmente visibles durante los ciclos de caída de la minería, y con la COVID-19 desacelerando la economía global, solo unos pocos productos básicos, como el oro y el hierro, están experimentando cambios de precios positivos. 

Dado que la pandemia también está impulsando potencialmente la adopción de tecnologías renovables, y estas tecnologías se vuelven mucho más intensivas en materiales que el actual sistema energético, la industria minera debe considerar su enfoque para construir una fuerza laboral técnica interdisciplinaria.

( Textos disponibles en:  https://docs.google.com/presentation/d/1XXtvZLkn5Z1eNAUkvd1a2Btu4nOpGp_Zli0-ZMVaXeU/edit?usp=sharing )

4. Seguridad de la cadena de suministro y geopolítica del sector minero

 

La pandemia de COVID-19 ha obligado a muchos países a darse cuenta del alcance total de su dependencia de las importaciones de metales y minerales, y esto ha cambiado la forma en que algunos de ellos ven los proyectos mineros. Las estrategias minerales críticas y el desarrollo de la industria local siempre han sido temas importantes para quienes participan en la política industrial, pero la escasez, las crisis económicas y la fragilidad de las cadenas de suministro han llevado muchos de estos problemas nuevamente a la atención principal.

 

5. Minería, metales y transición energética

 

La creciente demanda de tecnología y energía baja en carbono impulsará la demanda de minerales y metales, así que el sector minero debe estar preparado para satisfacer estas necesidades. 

 

Los modelos que examinan la demanda y la composición de energía en el futuro hasta el año 2040 muestran a las energías renovables como la fuente de energía de más rápido crecimiento. Tres de las tecnologías de energía renovable más comunes (vehículos eléctricos, energía solar fotovoltaica y turbinas eólicas) tienen necesidades de materiales importantes y diversas. 

Una industria extractiva no preparada podría tener dificultades para satisfacer los rápidos aumentos de la demanda y posiblemente ralentizar la integración de la tecnología renovable. Por lo tanto, es importante recordar que los factores clave que limitan la extracción de minerales no son las limitaciones físicas, sino los desafíos sociales, ambientales y económicos.

6. Activos mineros y riesgo climático

 

A medida que el mundo avanza hacia una economía con bajas emisiones de carbono y los efectos del calentamiento global se vuelven más pronunciados, los activos mineros deben considerarse en el contexto del riesgo climático. 

La caída de las leyes del mineral que empuja los proyectos mineros a lugares más remotos, el estrés hídrico en las regiones mineras activas y los desastres naturales pueden crear nuevos desafíos para la industria de la minería y los metales a medida que se recupera del COVID-19 y se enfrenta al aumento inminente de la demanda de minerales industrialización y tecnologías renovables.

 

El sector minero y de los metales también es un objetivo natural para los esfuerzos y la legislación de reducción de emisiones; Los proyectos  mineros pueden verse inhibidos por los impuestos al carbono, la reestructuración requerida de la cadena de suministro y la falta de préstamos de los inversores que buscan minimizar su propio riesgo climático. Muchas de las empresas de gestión de inversiones más grandes del mundo ya han anunciado su aversión a los proyectos con alto contenido de carbono y es probable que esta tendencia continúe.

 

7. Inversiones en el sector minero y metales y COVID-19

 

La pandemia ha causado estragos en el sector minero y de los metales, pero también presenta oportunidades para que las empresas reevalúen sus estrategias y las implementen mejor. No se puede negar que la pandemia de COVID-19 ha estancado los proyectos de expansión necesarios y ha obstaculizado los esfuerzos para lograr los objetivos de desarrollo a largo plazo, pero es importante maximizar la oportunidad de reiniciar.

 

Desde una perspectiva económica, la inversión en operaciones mineras no ha sido particularmente fuerte, incluso antes del colapso. Se espera que los presupuestos de exploración se mantengan bajos, ya que las empresas se preparan para la volatilidad. 

 

De hecho, los ingresos en los últimos años pueden haber aumentado en general gracias a las mejoras operativas, y la actividad de fusiones y adquisiciones ha mostrado signos saludables, pero los precios de las acciones no han reflejado estas fortalezas. Cuando se combina con la transición energética, las preocupaciones de la cadena de suministro, las innovaciones técnicas y las otras tendencias que dan el contexto al sector minero, las empresas deben internalizar sus necesidades y pensar en cómo se presenta el futuro de la minería para ellas.

En Perú, la Escuela de Postgrado GERENS ofrece diferentes programas de capacitación para el sector minero, entre ellos: Costos y finanzas para empresas mineras. Contáctanos para mayor información
Artículos Relacionados
Minería y Energía

Legislación y regulaciones mineras

6 Minutos leídos
La preparación de un conjunto sistemático de normas sobre la minería en un país no se da en el vacío. Debe tener…
Noticias

Tendencia 1: Construir resiliencia en medio de la volatilidad Escenarios para líderes estratégicos

12 Minutos leídos
Después de un año extraordinario, los mineros deben prepararse para el futuro. ¿Pero qué futuro? Establecimos cuatro escenarios diferentes para ayudar a…
Noticias

Minería subterránea: Tecnologías para una operación sostenible

6 Minutos leídos
La transformación vivida por Chuquicamata refleja la relevancia que está adquiriendo la minería subterránea, como una alternativa dirigida a rentabilizar yacimientos que…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Ejecutivo Minería 1/2 Minería 2/2
Educación corporativa