Minería y Energía

La industria minera está preparada para un mañana más desafiante

Las «cosas fáciles» han terminado hace mucho tiempo. ¿Qué significa eso para el futuro de la industria de la minería? ¿Existe una nueva norma en minería? Esas son las preguntas que se plantea el sector a medida que el ciclo de los productos básicos toma otro giro. En esta publicación te contamos acerca de los nuevos retos de un mañana más desafiante para el futuro de la industria minera.

 

Para tener una idea de la respuesta, debemos observar de cerca los desafíos y las complejidades que enfrentan tanto los proyectos, como las operaciones mineras nuevas y en curso, en un panorama cambiante de la industria de recursos. Hoy, más que nunca, es fundamental tener dominio en la gestión del cambio.

 

Desafíos técnicos

Varias minas de tajo abierto a gran escala están llegando al final de su vida económica, y con la mineralización, a menudo, continúan operando a mayor profundidad, pues a veces hay un caso de negocios para la transición a una operación subterránea gran escala.

 

El tiempo de espera de transición típico de una mina, aproximadamente 20 años, es un período que a menudo se suele subestimar y, a nivel mundial, hay al menos dos minas a cielo abierto que han descubierto que volverse una mina subterránea puede potencialmente generar más valor. Es usual, resistirse al cambio, en muchos casos se prefiere trabajar de la misma manera hasta que puede ser demasiado tarde.

 

Se necesita un esfuerzo y un costo considerable para adquirir la cantidad significativa de conocimiento requerido para un yacimiento en profundidad. Sin este conocimiento del cuerpo mineral, la expansión subterránea puede conllevar desafíos no resueltos y un riesgo potencialmente inaceptable.

 

No es raro ver minas con profundidades que alcanzan los 2000 metros, temperaturas de roca virgen de hasta 85 °C y condiciones asociadas de aguas subterráneas calientes, con la complejidad añadida de condiciones de masa de roca más débiles. Es más, junto con esto, hay un número creciente de minas que necesitan chimeneas de gran diámetro y más profundas para la ventilación. Varios de estos agujeros están experimentando fallas en el terreno, los cuales están afectando los plazos de los proyectos.

 

Si bien los puntos anteriores hablan de nuevos proyectos subterráneos importantes, Australia Occidental tiene ejemplos de minas subterráneas existentes poco profundas que marchan cada vez hacia más profundidad y en condiciones de estrés de roca más desafiantes. Estas condiciones son riesgosas si la extracción no se hace correctamente, en especial si se encuentran problemas de sismicidad.

 

Del mismo modo, las minas de tajo abierto también son cada vez más profundas y requieren una muy buena comprensión de los parámetros geotécnicos e hidrogeológicos para garantizar la estabilidad de la pendiente a largo plazo. Los ejemplos de fallas en pendientes demuestran que, no comprender completamente estas condiciones, puede generar interrupciones de producción inesperadas y significativas.

 

Se espera que estos, junto con otros desafíos técnicos, sean más frecuentes en la industria.

 

Desafíos sociopolíticos

En un nivel más macro, el profundo cambio sociopolítico continúa definiendo los marcadores, a medida que los propietarios del proyecto negocian caminos de aprobación.

 

Un número creciente en Australia ahora está modificando (o hablando de modificar) sus regímenes fiscales, específicamente dirigidos a proyectos relacionados con los recursos naturales. Estas modificaciones tienden a apuntar a los negocios de extracción y se consideran una victoria rápida para que los gobiernos aumenten sus ingresos de manera más inmediata.

 

A su vez, este comportamiento está reduciendo efectivamente la inversión y restringiendo el suministro de productos básicos.

 

Además, debido a algunos malos comportamientos del sector en el uso de los recursos, se ha reducido la «licencia social» en la minería. La realidad es que incluso los mejores operadores son juzgados por el operador con el mínimo común denominador.

Por lo tanto, la licencia social de la industria para operar, está bajo presión desde muchos ángulos y en varias partes del mundo.

 

Un ejemplo reciente en Chile destaca que las fuentes de agua están bajo una presión creciente y que los mineros ya no pueden depender de los derechos de agua que afectan el suministro de la comunidad local.

 

Esto ha creado una creciente necesidad de abordar la medida en que los estilos de vida modernos dependen de los productos básicos, particularmente la tasa requerida de extracción continua para satisfacer la demanda, mientras que al mismo tiempo explota de manera sostenible y en línea con las expectativas de la comunidad.

 

Esto se suma a la enorme y cada vez mayor cantidad de desafíos en otras áreas técnicas, como la geología, la minería, la metalurgia, el agua subterránea, la gestión y eliminación de desechos / relaves. Breves ejemplos dados aquí son una indicación de la complejidad cada vez mayor asociada con nuevos proyectos, y es posible que no se comprenda bien el impacto de los desafíos técnicos y sus interrelaciones.

 

Actualmente, no es raro ver que los proyectos experimenten múltiples áreas materialmente desafiantes que requieren resolución, antes de demostrar la viabilidad de un proyecto. Incluso, más allá de los desafíos de estos, la industria también necesita fomentar una mayor colaboración entre las empresas y los organismos del sector para continuar el impulso hacia la tecnología y la innovación, así como hacer más para alentar a los más jóvenes a seguir con la minera  y utilizar el pensamiento original que ellos traerán consigo.

 

¿Hacia dónde lleva todo esto?

Durante la reciente recesión, el equilibrio entre la oferta y la demanda se vio afectado negativamente. Si bien la demanda generalmente no disminuyó, la cadena de suministro, particularmente la exploración, para algunos minerales básicos se ha retrasado y, se puede argumentar que un déficit de oferta ahora es inherente a la ecuación de oferta-demanda en esos sectores.

 

Tomemos el oro como ejemplo: A nivel mundial no ha habido nuevos descubrimientos importantes más allá de los proyectos que ya están en desarrollo. Una declaración común que se escucha en estos días es que «es más barato comprar onzas que descubrir onzas».

 

Dado que la mayoría de los depósitos cercanos a la superficie, que se pueden extraer con relativa facilidad, se ha descubierto que existe una dependencia cada vez mayor de los depósitos aún por descubrir, la mayoría de los cuales estarán ocultos, lo que conducirá a plazos más largos de exploración y desarrollo.

 

La última recesión ha sido particularmente desafiante y, como industria, hemos experimentado una pérdida de personal en todos los rangos. Esto se ve exacerbado por la caída significativa de los nuevos estudiantes que ingresan a carreras técnicas relacionadas con los recursos, lo que es en parte un reflejo de las recientes y desafiantes condiciones del mercado.

 

Si bien se reconoce comúnmente que se necesita hacer más para atraer y retener nuevos participantes en la industria, los mensajes y la ejecución a menudo son contradictorios. Se necesitan profesionales con capacitaciones mineras y seguridad minera, pero hace falta que la gerencia se desarrolle en habilidades directivas y gestión del cambio.

 

Las empresas a menudo adoptan programas de tutoría, pero se ha visto que estos no funcionan en la mina, donde la administración de línea no está formada o no tiene las habilidades requeridas para implementar la aspiración de la casa matriz. El resultado es la pérdida de aspirantes a científicos e ingenieros. Por lo tanto, el déficit de habilidades es, hasta cierto punto, autoinfligido.

 

Durante la recesión, muchas puertas se cerraron de golpe al reclutamiento entre operadores de minas y proveedores de servicios por igual. En el esfuerzo de mantener la viabilidad, el imperativo de reducir costos y mejorar el flujo de caja se transmitió necesariamente por la cadena de valor, pero no siempre de manera justa. No era raro ver retrasos efectivos de varios meses en los términos de pago para proveedores de materia prima o servicios, mientras que, irónicamente, los pagos por los artículos producidos o enviados a menudo se recibían varios meses antes.

 

El efecto neto fue que nadie en la cadena de valor podía permitirse contratar personal adicional de nivel de entrada, exacerbando aún más la escasez de habilidades.

 

Es interesante notar que a medida que aumenta la actividad minera, las principales compañías ahora buscan contratar un número significativo de graduados técnicos, mientras que la cantidad de graduados universitarios ha disminuido. Si los empleadores de las principales compañías mineras enfrentan este desafío, ¿qué significa esto para el resto de la industria?

 

Hacia una solución

Para trabajar en la resolución de algunos de estos desafíos, debemos considerar la configuración más amplia del panorama actual de la industria de recursos. Si el equilibrio entre la oferta y la demanda está fuera de lugar en ciertos productos básicos, los precios de los productos básicos finalmente se pondrán al día y proporcionarán un incentivo para desarrollar nuevos proyectos.

 

Pero aún quedan muchos por descubrir y evaluar, y los procesos de exploración deben continuar innovando para los depósitos que están cubiertos, seguidos de estudios posteriores que se evalúan de manera más sólida para garantizar que se pueda demostrar la viabilidad de esos proyectos y así se pueda asegurar la financiación. Esto es particularmente relevante para proyectos fuera de las principales compañías mineras donde el suministro de capital es más limitado.

 

Por otra parte, un aspecto clave para el éxito de la industria será una mayor colaboración, arriba y abajo de la cadena de valor, para garantizar una mejor adquisición de recursos, retención y transferencia de conocimiento. La comunidad internacional de espeleología subterránea es una luz brillante en cómo la colaboración promueve el pensamiento diferente sobre temas complejos.

 

Existe un alto grado de conectividad y redes que beneficia a todas las operaciones y proyectos de espeleología a través de la voluntad de compartir lecciones y experiencias en lo que podría decirse que es el método de minería técnicamente más desafiante del planeta. El fomento de «comunidades de conocimiento» para compartir ideas, recursos y promover el pensamiento innovador debería ser el camino a seguir.  y los programas de capacitación ejecutiva resultan una buena oportunidad para generar comunidades de intercambio de información de calidad.

 

En el mundo de la consultoría, existe un impulso para evitar encasillar a la próxima generación de consultores demasiado pronto. Proporcionarles un conjunto de habilidades más amplio permite a las personas pensar de manera diferente sobre los problemas y participar más activamente en todas las disciplinas para satisfacer las necesidades de proyectos complejos.

 

Como industria, no podríamos funcionar sin las personas, incluso con niveles crecientes de automatización que deberán aplicarse de manera selectiva en todos los proyectos y operaciones.

 

Colectivamente, necesitamos establecer un frente más unido en términos de atraer y retener personas en la industria en general. Cuando existe la amenaza de aumentar los impuestos, la industria minera se une, pero esta cohesión no siempre es evidente cuando se trata de atraer, desarrollar y retener el grupo de trabajo necesario para atender el mercado.

 

Si la mentalidad y el enfoque para el reclutamiento de personas no cambian, la competencia por los recursos humanos se volverá más agresiva, en detrimento de la industria. Enfrentar una complejidad creciente en todos los tipos de proyectos y operaciones mineras requerirá un compromiso colectivo con la comunicación, la colaboración y el empoderamiento en toda la cadena de valor.

 

Y así, con el ritmo de cambio y complejidad creciente, se está formando una «nueva norma». Esto traerá nuevos desafíos y nuevos enfoques, así como un nivel de incertidumbre.

 

Será interesante ver cómo se desarrolla todo.

 

Autor: Simon Hanrahan, F Aus IMM. Texto adaptado y traducido de Bulletin 2019. Traducido por GĚRENS, Noviembre 2019.

 

En la Escuela de Postgrado GĚRENS, podrás continuar especializándote con nuestros diversos programas de capacitación ejecutiva. Si está interesado en la gestión integral de riesgos, minería o habilidades directivas, rellene el formulario de contacto.

Artículos Relacionados
MineríaMinería y EnergíaMinería y EnergíaTransformación Digital

Canadá tiene principales proyectos mineros del mundo

3 Minutos leídos
Los proyectos mineros más atractivos del mundo se revelan en un nuevo informe de Mining Journal Intelligence (MJI). Canadá domina una tabla…
Minería y EnergíaMinería y EnergíaTransformación Digital

Principales innovaciones en tecnología minera en 2023  

11 Minutos leídos
Los bienes y servicios de muchas industrias, como la de energía, automotriz, construcción y química, dependen de los productos de las operaciones…
EVAPROMINMineríaMinería y EnergíaMinería y Energía

Francia apoya proyecto de níquel para suministro de baterías  

1 Minutos leídos
El proyecto de 300 millones de euros (323,49 millones de dólares) de KL1, con sede en Suiza, fue presentado el lunes como…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Ejecutivo Minería 1/2 Minería 2/2
Educación corporativa