Habilidades DirectivasHabilidades GerencialesMundo digital

3 formas en que los líderes pueden desarrollar sus habilidades diplomáticas para motivar a su fuerza laboral e impulsar la productividad

La diplomacia crea una cultura en la que las personas pueden trabajar bien juntas, incluso en entornos estresantes. Al hacer esto, los líderes fomentan un mejor trabajo en equipo, compromiso y productividad.

La diplomacia no solo es importante en la política, también es un conjunto fundamental de habilidades en el lugar de trabajo.

Las buenas habilidades diplomáticas permiten que los líderes manejen asuntos delicados, naveguen en conflictos complicados y analicen los hechos con objetividad, sin interpretaciones sesgadas.

Por lo tanto, un líder diplomático creará una cultura saludable donde las personas puedan trabajar bien juntas, incluso en entornos estresantes.

Entonces, ¿qué es la diplomacia?

La diplomacia se describe mejor como el arte de relacionarse con tacto con las personas para lograr un resultado o una meta deseada. Armados con este conjunto de habilidades, los líderes pueden abordar los desafíos y conflictos con empatía, sentido de la justicia y sólidas habilidades analíticas.

Los líderes con fuertes habilidades diplomáticas son conscientes del poder de sus palabras y comportamiento y, por lo tanto, se comunican intencionalmente con empatía y transparencia. Luego escuchan atentamente y consideran múltiples aspectos de una situación antes de tomar una decisión, lo que fomenta la transparencia, la creatividad y la colaboración entre los miembros del equipo.

¿Cuáles son las habilidades diplomáticas más críticas?

Las habilidades diplomáticas abarcan una variedad de habilidades que pueden tener un impacto extremadamente positivo en el éxito del liderazgo. Una ventaja considerable de estas habilidades es que ayudan a mejorar la cultura del lugar de trabajo, lo que aumenta el compromiso y la productividad de los empleados.

La comunicación efectiva, la empatía y la resolución creativa de problemas son solo tres de las habilidades importantes en las que un líder podría enfocarse si quiere ser más diplomático.

1. La comunicación efectiva es una habilidad esencial en la diplomacia

A menudo, en el trabajo, nos comunicamos con otras personas en nuestro propio estilo de comunicación natural sin tener en cuenta el estilo de comunicación de nuestros colegas. Esto es a menudo la clave de muchos malentendidos. Para que los empleados trabajen mejor juntos, es útil escuchar atentamente lo que se dice, apreciar de dónde viene la otra persona y hacer preguntas aclaratorias. En un estudio de Harvard Business Review, el 69% de los líderes informaron que no se sienten cómodos comunicándose con sus empleados, lo que demuestra la necesidad de capacitación y entrenamiento continuos.

2. Comprender las perspectivas de los demás a través de la empatía

Tener empatía por la situación de otra persona puede desempeñar un papel importante en la navegación de situaciones complejas. Un líder diplomático considera múltiples puntos de vista, comprende cómo las emociones influyen en la ecuación y puede usar estos conocimientos para ayudar a disipar situaciones tensas. Un estudio de casi 1,000 empleados realizado por Catalyst encontró que los líderes que demuestran empatía benefician los lugares de trabajo a través de una mayor innovación, compromiso de los empleados y retención de empleados.

3. Adoptar un enfoque creativo para resolver problemas

Encontrar resultados justos para problemas complejos no siempre es fácil, pero esto es precisamente lo que hace un líder diplomático: se enfoca en descubrir resultados que funcionen para todos. Para hacer esto, se enfocarán en recopilar información de múltiples fuentes e involucrar a su equipo. Por lo tanto, los miembros del equipo se benefician al brindar sus perspectivas y contribuciones para resolver el problema y tienen cierta participación en el resultado.

¿Cómo mejorar estas habilidades?

1. Enfóquesee en escuchar para entender

Cuando escuchamos para comprender, en lugar de escuchar para responder, nos mantenemos más presentes en lo que se dice en el momento. Escuche al orador sin interrumpir con su propio punto de vista. Mientras escucha, concéntrese en la comunicación tanto verbal como no verbal. ¿Qué se está diciendo realmente? El objetivo de tu escucha es entender correctamente el significado y la intención del hablante, ya que esto te dará una buena base para tus habilidades diplomáticas.

Otra idea para mejorar las habilidades de escucha es reunirse con el personal individualmente para que pueda escuchar con menos distracciones y comprender mejor lo que los motiva. Sea curioso acerca de quiénes son y haga preguntas exploratorias abiertas. Por ejemplo: ¿Cómo encuentran trabajo? ¿Cómo es su carga de trabajo? ¿En qué esperan hacer más o hacer menos? Con este conocimiento, podrá apoyarlos mejor y manejar las expectativas.

2. Apoye las soluciones creativas

Cuando esté en una reunión desafiante en el trabajo, piense en cómo puede estar abierto a ideas y soluciones innovadoras del personal. Concéntrese más en las diversas opciones para resolver los problemas en cuestión. Permita las  ideas que podrían estar fuera de la caja. Al hacer esto, desarrollará el conocimiento de que hay múltiples formas de ver una situación. Las ideas de su equipo pueden expandir su punto de vista a algo que nunca había considerado y tener aportes diversos hace que el equipo sea más fuerte.

3. Practique una comunicación efectiva

Una gran parte de la diplomacia es una comunicación clara y eficaz. Cree un entorno de confianza en el que su equipo sienta que puede conversar con los líderes sin temor a represalias. Implemente una política de puertas abiertas, ya que esto difundirá el mensaje de que las personas pueden acudir a usted con nuevas ideas o compartir sus inquietudes. Sea lo más transparente posible con su equipo con información sobre cómo van las cosas. Comparta los máximos y mínimos de la semana/mes/trimestre. Dar saludos para celebrar los logros. Si algo va mal y puedes compartirlo con ellos, informaselo a tu equipo. Si se avecina un gran proyecto que podría afectar su disponibilidad. Asegúrese de que estén al tanto. Un correo electrónico a su equipo puede ser muy útil.

En última instancia, ser un líder se trata de capacitar a su personal para que haga su mejor trabajo y alentar a las personas a trabajar bien juntas para aumentar el compromiso y la productividad. Y esto es realmente de lo que se trata la diplomacia. Puede ser una línea muy fina, a veces, entre equilibrar las necesidades de una empresa con las necesidades del equipo. Sin embargo, tener un personal feliz, comprometido y productivo siempre conducirá al éxito continuo.

Este artículo ha sido escrito por Samantha Madhosingh y ha sido publicado originalmente en Entrepreneur. Ha sido traducido y publicado por GĚRENS en noviembre de 2022.

Artículos Relacionados
Gestión Estratégica y OperativaHabilidades DirectivasHabilidades GerencialesLiderazgoMMBA

La importancia de desarrollar gerentes efectivos y cómo mejorar su desempeño

4 Minutos leídos
Los gerentes efectivos son la columna vertebral de cualquier organización exitosa, impulsando el rendimiento, el compromiso de los empleados y el crecimiento…
Gestión Estratégica y OperativaMineríaMinería y EnergíaMundo digitalNoticiasProducción minera

Transformación digital: Cómo la minería australiana está adoptando la innovación tecnológica

6 Minutos leídos
Para aumentar la productividad y tomar las medidas de seguridad necesarias, las minas de Australia están invirtiendo en IA, sensores y optimización…
Habilidades Directivas

Roles ejecutivos en la industria minera: perspectiva actual y preocupaciones crecientes

12 Minutos leídos
A menudo, cuando hablamos de trabajos industria minera, se forma una cierta imagen mental, como en las peliculas: hombres cubiertos de carbón…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollo Ejecutivo Minería 1/2 Minería 2/2
Educación corporativa